V Edición de la Papa Andina tuvo lugar en la Quebrada del Toro en Salta

Por quinto año consecutivo se llevó a cabo la Fiesta de la Papa Andina,  organizada entre la Cooperativa de la Quebrada del Toro “Teki Masi”, productores de los cerros y la Fundación Alfarcito de Salta. La misma tuvo  lugar el 18 de julio en El Alfarcito y contó con una gran concurrencia de público, desde familias de los Cerros del Departamento de Rosario de Lerma, de comunidades originarias, familias de Campo Quijano, Salta y una gran cantidad de turistas de otras provincias y extranjeros.

Más de 30 puestos de productores rurales de la Quebrada del Toro de la provincia de Salta presentaron sus productos en El Alfarcito, allí donde nuestro querido padre Sigfrido Moroder, conocido como Chifri, proyectó este encuentro para dar mayor dignidad al trabajo de las familias de los cerros.

La fiesta de la papa andina fue uno de los grandes proyectos del padre Chifri, por la dignidad de los que trabajan en el campo entre los 3000 y los 4500 metros sobre el nivel del mar, los productores suelen bajar en mula para ofrecer las variedades de papas que producen y sus elaboraciones.

Numerosos voluntarios de la Fundación Alfarcito colaboraron desinteresadamente para organizar el evento, ordenando el

estacionamiento, el tránsito particularmente la seguridad sobre la ruta y preparar los diferentes servicios sanitarios, para contribuir hacer de esta jornada sea una verdadera fiesta.

La mañana se presentó soleada y muy fresca, pero eso no fue razón suficiente para impedir que los productores armen sus puestos de exposición y ventas de productos regionales y de comidas, tampoco para la concentración de una gran cantidad de visitantes.

Las actividades se iniciaron con un desayuno consistente en mate cocido con bollos, que se sirvió a los presentes. Cerca de las 10 de la mañana se realizó una ceremonia ancestral en los pueblos originarios del noroeste argentino, el agradecimiento y convido a la Madre Tierra, llamada la Pacha Mama o kusilla kusilla, que consiste en brindarle a tierra comida, hojas de cocas y bebidas, las que son colocadas en un pequeño pozo cavado en la tierra, mientras se reza.

Luego, aproximándose al medio día, la temperatura subió permitiendo disfrutar un cálido día, donde se pudo probar verdaderas delicias y adquirir los productos de quienes trabajan la tierra y de los artesanos.

Cada persona que arribaba al Alfarcito, lo primero que hacía ingresar a la capilla donde descansan los restos de nuestro querido Padre Cifri, oportunidad que agradecían a Dios el hecho de haber podido regresar a ese lugar maravilloso.

Por la gran concurrencia de público fue necesario abrir El Parador de comidas “El Alfarcito”, donde familias de diferentes lugares saborearon las comidas que allí se preparan.

La fiesta continuó con espectáculos musicales y folklóricos, quienes tuvieron la responsabilidad de iniciar con los números artísticos, fue el conjunto Los Malvileños, luego la Orquesta Incresciendo nos deleitó con música clásica y moderna, posteriormente nos acompañaron Los Jusa, el coro de la Parroquia Santa Rita con Alfredo Liendro, Amarilla, la Academia de danza Martín Miguel de Güemes, Los del Sol y Los Copleros de la Quebrada del Toro.

La jornada finalizó a con la misa de acción de gracias, a cargo del Padre Walter Medina, donde los productores, artesanos, alumnos del Colegio Albergue de Montaña “El Alfarcito” y todos los presentes agradecieron por

las múltiples bendiciones recibidas durante el año y por el maravilloso día vivido.

En el cierre se convocó a los productores a prepararse para el próximo año, también se invitó a los visitantes a volver, para lograr continuar con esta obra magnífica iniciada por Chifri.

 

Read Previous

Salta será sede del IV Foro Latinoamericano de Equinoterapia

Read Next

Dia del amigo todos los dias

14 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

three + twenty =