“Salta Teje y Abriga” primer abrigo, manta de retazos

Salta Teje y Abriga elabora las colchas que abrigarán a los recién nacidos.

En el salón de Swiss Medical (España 943), 50 mujeres, entre rondas de mate y anécdotas, están urdiendo la trama que abrigará el primer sueño de los recién nacidos. Salta Teje y Abriga se desprendió del proyecto “Tejiendo por un sueño” de Buenos Aires, creado por Karina Rodríguez.
Desde diciembre de 2009, se tejen en Salta cuadrados de 10 x 10 cm y con ellos se confeccionan mantas que ya llegaron a diversas localidades del interior provincial.
El proyecto busca cubrir las necesidades de los hospitales y las mamás carentes de recursos económicos. Mirta Gurevech, la fundadora, aclara que si bien el grupo establece contactos con hospitales, centros de salud y puestos sanitarios para detectar la población destinataria, no están ayudando al hospital. “Somos mujeres ayudando a mujeres que van a tener su bebé sin el primer abrigo que necesitan”, dice. “El caminar por Salta me hizo ver que las necesidades de las mamás son tan grandes… Por eso la idea es que la mamá se lleve la manta a su casa, algo que no ocurre en Buenos Aires, donde quedan en los hospitales”, amplió. Las voluntarias que quieran sumarse solo deben tener agujas, lanas y ganas de tejer cuadrados. Los cuadrados pueden ser de cualquier color y tipo de lana, tejidos a dos agujas o al croché. También reciben cortes de polar.
Adriana Cozman hace dos años forma parte del grupo. Es empleada administrativa en una empresa privada y mujer orquesta: madre y trabajadora.
Por su trabajo nunca pudo viajar, pero sí ve las fotos que sus compañeras toman cuando entregan las donaciones. “Observar a esos bebés es muy fuerte y pensar que cuando hago cuadraditos, hay otra persona que los une y un bebé que será envuelto en esa manta…”, relató conmovida. “Muchas voluntarias encuentran un respiro. Algunas están solas porque perdieron al marido, los padres o un hijo o tienen discapacidades físicas o emocionales. El tejido les permite sentirse útiles y sacan lo mejor de ellas. La manta no es un abrigo físico, sino que el amor de cada una de estas voluntarias llega al bebé en esa mantita”, definió Mirta. Los interesados en llevar cuadrados tejidos de 10 x 10 cm, reunirse a confeccionarlos o donar lana deben escribir a saltatejeyabriga@gmail.com. También se puede llamar al (0387) 4363298 o el 154520120.
Fuente: El Tribuno

Read Previous

Comienza el ciclo de gimnasia acuática para Adultos Mayores

Read Next

La Fundación HOPe inaugurará su casa Albergue

16 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + nine =