El Hogar Cuna protege a niños y niñas sin cuidados parentales durante la cuarentena

La Dirección de Dispositivos de Protección perteneciente a la Secretaría de Primera Infancia, Niñez y Familia trabaja junto a operadores, cuidadores, médicos, psicopedagogos y estimuladores en el cuidado diario de bebés recién nacidos hasta niños y niñas de cinco años de edad sin cuidados parentales en el Hogar Cuna “Dr. Luis Güemes”.

Durante la cuarentena, todo el equipo adoptó y perfeccionó pautas de higiene y protocolos para brindar su atención. La directora de Dispositivos de Protección, Gabriela Torres, informó que todos los niños están muy bien y que el equipo médico del hogar extremó las medidas de higiene. “Los operadores ingresan respetando el cambio de ropa y calzado al ingresar al hogar, la higiene de manos con alcohol en gel al ingresar al sector de los niños, no usan anillos, pulseras, relojes de mano. Cumplen sus horas dentro del hogar y se lavan las manos a cada momento por recomendación del doctor del hogar Guillermo Guzmán”, detalló.

Asimismo, la referente de los hogares para la niñez y adolescencia, enumeró las distintas actividades que realizan los agentes de este hogar junto a los pequeños. Entre ellas, rutinas de actividades que envían docentes de nivel inicial para que los niños avancen en los contenidos del calendario escolar, actividades recreativas para promover el hábito del lavado de manos y también ejercicios de estimulación temprana.

El Hogar Cuna es un dispositivo que pertenece al Programa Centros de Inclusión transitoria de la Dirección de Dispositivos de Protección. Todos los niños que conviven allí ingresan por una medida de protección excepcional. Su estructura contempla cuatros salas para la atención de niños acorde con su crecimiento: sala de lactantes, sala de bebés, sala de niños medianos y sala de niños grandes.

En el marco de la pandemia, los equipos responden con gran compromiso a las normas sanitarias expresadas por los Ministerios de Salud provincial y nacional.

En referencia a ello, Gabriela Torres recalcó: “Contamos con el compromiso de operadores de los sistemas de protección y también de colaboradores de los Centros de Primera Infancia, dos médicos que están cien por ciento disponibles para atender a los niños y niñas todos los días. El nivel de compromiso de los cuidadores, acompañantes terapéuticos, del equipo médico, de nutricionistas y la creatividad que están poniendo en práctica a través de talleres, de momentos de recreación y de cumplimiento de actividades escolares, merece nuestro reconocimiento y agradecimiento.”

Read Previous

Conocé las nuevas excepciones DNU 2020-297-Presidencia de la Nación

Read Next

El Hospital San Bernardo pide la colaboración de máquinas de coser para confeccionar barbijos