Destacan la necesidad de contar con donantes de médula ósea

En este momento, son más de 12 mil los salteños registrados como potenciales donantes de células progenitoras hematopoyéticas (CPH), comúnmente conocidas como médula ósea. La cifra es importante, si se considera que en el año 2012 la cantidad de registrados era de 880.

Este incremento se logró a partir del trabajo de promoción y registro desarrollado en forma conjunta entre el CUCAI Salta y el Centro Regional de Hemoterapia, organismos dependientes del Ministerio de Salud Pública que operan según los lineamientos del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI).

No obstante, la cantidad de donantes registrados es ínfima, en relación con la población total provincial en condiciones de donar.

El Ministerio de Salud Pública resalta la necesidad de que más personas se inscriban como potenciales donantes de médula ósea, ya que hay muchos pacientes con enfermedades de la sangre que necesitan un trasplante para recuperar la salud y conservar la vida.

Voluntarios salteños

Salta se ubica en el sexto lugar con relación a la cantidad de donantes inscriptos, detrás de provincia de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y provincias de Santa Fe, Córdoba y Mendoza.

Hasta el momento, más de 40 voluntarios salteños fueron convocados para una posible donación, pero debido al requisito de compatibilidad 100% entre donante y receptor, sólo ha sido posible concretar tres trasplantes.

Las personas que deseen obtener más información y/o registrarse como donantes de médula ósea, pueden concurrir al Centro Regional de Hemoterapia, Bolívar 687, de lunes a viernes, en el horario de 7 a 17 o los sábados, de 7 a 12. Para concretar el registro se debe donar una unidad de sangre, por lo que se solicita no concurrir en ayunas.

De qué se trata

Para inscribirse como potencial donante, las personas deben tener entre 18 y 55 años de edad y estar en condiciones de donar sangre.

El voluntario debe llenar un formulario con sus datos personales, firmar una autorización previa información clara y precisa, y aportar una unidad de sangre para la determinación de los datos genéticos. Esos datos son incorporados en una base de datos del INCUCAI, que a su vez está vinculado con una red mundial de donantes de médula ósea.

Este registro es específico, confidencial y anónimo. Los datos de los voluntarios se ingresan al sistema nacional y la red internacional mediante un código de barras.

La donación se concreta sólo si los datos genéticos del donante coinciden en un 100% con los de algún paciente de cualquier lugar del mundo. Por este motivo, es necesario tener registros que agrupen a miles de donantes, ampliando las posibilidades de éxito en cada búsqueda.

El procedimiento de donación es seguro y no conlleva riesgo para el donante, que se recupera a la brevedad.

Cabe aclarar que la médula ósea no es la médula espinal, sino que se trata de células que se encuentran en la sangre. Con la donación de médula ósea se puede salvar la vida de personas afectadas con leucemia, linfoma, mieloma, aplasia medular, talasemia y muchas otras enfermedades de la sangre.

Compatibilidad

Algunas personas pueden contar con un donante compatible en su grupo familiar. Sin embargo, tres de cada cuatro pacientes no tienen esa posibilidad, por lo que deben acudir a un donante voluntario, no emparentado.

Para evitar rechazo, la médula ósea donada debe ser compatible en un 100% con el paciente receptor, lo cual es muy difícil, ya que la compatibilidad se da en un promedio de una persona entre 40.000. Por esta razón, es necesario que haya muchos donantes voluntarios en todo el mundo.

Solidaridad

La donación de CPH se rige por el principio de solidaridad internacional, lo que significa que toda persona inscripta en el registro argentino está dispuesta a donar a cualquier persona del mundo que lo necesite. De igual modo, un paciente argentino puede recibir médula ósea de un donante de cualquier país.

El sistema nacional de salud garantiza que todo paciente argentino, con indicación de trasplante con donante no emparentado pueda ser tratado en el país, sin necesidad de viajar al exterior.

Es necesario cambiar la forma de pensar y tomar conciencia de la importancia de donar médula ósea, saber que un trámite sencillo y una muestra de sangre puede significar que se salva una vida en cualquier parte del mundo.

Registro nacional e internacional

En el año 2003, por la Ley Nº 25.392, se creó el Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) para trasplante, que funciona en el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI). Este Registro tiene incorporados más de 237 mil potenciales donantes y está vinculado a la red mundial, que cuenta con más de 32 millones de voluntarios en más de 60 países.

Esto permitió que el trasplante de células con donantes no emparentados, por no contar con donante compatible en el entorno familiar, sea una práctica terapéutica corriente y habitual en el país para el tratamiento de pacientes con enfermedades hematológicas.

En Salta, los primeros registros comenzaron a efectuarse en el año 2005, inicialmente en el hospital San Bernardo. En la actualidad, esta tarea se encuentra a cargo del Centro Regional de Hemoterapia.

Read Previous

Fundación HOPe ofrece kit sanitario a $250

Read Next

El Ejército Argentino entregó raciones de comida en barrio 15 de septiembre de Salta