• Portada
  • >
  • CAMPAÑAS
  • >
  • Recomendaciones de Salud Pública para la manipulación segura de alimentos durante las fiestas

Recomendaciones de Salud Pública para la manipulación segura de alimentos durante las fiestas

Las fiestas que se aproximan son celebraciones en las que se comparten alimentos entre familiares y amigos. Para que los festejos sean plenos y sin complicaciones, el Ministerio de Salud Pública recuerda algunos consejos para el correcto traslado y conservación de los alimentos a fin de evitar la proliferación de bacterias peligrosas para la salud que pueden causar enfermedades.

“Tener unas felices fiestas también depende de la calidad y la cantidad de los alimentos que vayamos a consumir, por lo cual es muy importante conservar y trasladar convenientemente la comida, así como guardar moderación en la mesa para no comer ni beber en exceso para no afectar la salud”, explicó Liliana Estrada, responsable de Bromatología de la Provincia.  

La enfermedad de transmisión alimentaria (ETA) es un síndrome originado por la ingestión de alimentos y/o agua, que contenga agentes etiológicos en cantidades tales que afecten la salud del consumidor a nivel individual o grupos de población. Las ETA pueden producir diarrea, vómitos o nauseas, acompañadas o no por fiebre y dolores abdominales.

Estos síntomas varían en función de la cantidad de bacterias o de toxinas presentes en el alimento; de la cantidad de alimento consumido y del estado de salud de la persona. Para las personas sanas, la mayoría de las ETA son enfermedades que sólo duran un par de días y no presentan complicaciones, pero para las personas más susceptibles como los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas y los que padecen otras enfermedades pueden ser más severas, dejar secuelas o incluso provocar la muerte.

Para evitar las enfermedades transmitidas por los alimentos, el Ministerio de Salud Pública ofrece a la población una serie de recomendaciones que consisten en poner en práctica medidas básicas sobre higiene y manipulación de alimentos.

Durante las compras:

• Comience con los productos envasados y deje para el final los perecederos como carnes, aves, pescados o productos lácteos.

• Si compra carne picada o molida, prefiera la que fue procesada en el momento y consúmala de inmediato. Este producto se alterará más rápidamente que una pieza de carne entera.

• Controle las fechas de vencimiento de todos los productos. No compre alimentos sin fecha, marca o números de registro, ni aquellos cuyo envase se encuentre en malas condiciones.

• No permita que le expendan el pan sin guantes o luego de haber manipulado dinero.

• No compre huevos que tengan su cáscara rota o sucia.

• Los productos como las carnes, aves y pescados deben guardarse en bolsas, separados de otros alimentos, para evitar que los jugos de los mismos puedan contaminarlos.

• Separe los alimentos de acuerdo a su tipo. Tenga presente que los jugos de algunos productos pueden contaminar a otros (separar las carnes crudas de los productos listos para consumir y las verduras). No poner en la misma bolsa artículos de limpieza con alimentos.

• Si durante la compra desiste de llevar algún producto perecedero que ya había seleccionado, devuélvalo al correspondiente refrigerador para evitar que se corte la cadena de frío.

• No compre alimentos preparados que se exhiban a temperatura ambiente o en la vía pública sin refrigeración.

Al manipular alimentos

• Lave las verduras y las frutas antes de ubicarlas en la heladera. Proceda de la misma forma con los envases de bebida.

• Al abrir una lata de conserva, transfiera todo el contenido a un envase de vidrio o de plástico. Nunca conserve el excedente en la lata.

• Conserve los huevos en la heladera y en su envase original, separados de otros alimentos listos para ser consumidos. No lavar los huevos, sino hasta el momento de utilizarlos.

• Evite la contaminación cruzada, utilizando distintos utensilios para manipular los alimentos crudos y los cocidos.

• No mezcle alimentos crudos y cocidos. Guarde en heladera y tapados aquellos alimentos que no van a ser sometidos al calor antes de ser ingeridos. De esta forma, prevendrá posibles contaminaciones con otros productos.

• No vuelva a congelar un alimento que ya fue descongelado, pues ello favorece la contaminación con microorganismos. Descongele el producto en la heladera y no a temperatura ambiente, ni lo aproxime a una fuente de calor o bajo el chorro de la canilla. Hacerlo en la heladera, microondas (si se los vas a cocinar inmediatamente), o como parte de la cocción.

• No cocine verduras sin haberlas lavado previamente: la cocción puede destruir la contaminación microbiana presente pero no los contaminantes químicos (pesticidas, fertilizantes).

• Si no posee agua de red controlada, hiérvala antes de usarla, pero no en forma prolongada. El calentamiento eliminará, por un lado, los microorganismos presentes, pero también concentrará algunas sales que podrían resultar dañinas para la salud.

Al cocinar los alimentos

La cocción completa se logra cuando alcanzan una temperatura interna superior a los 70º C. Si no se posee un termómetro para alimentos debe:

• Cocinar las carnes y comidas que llevan carne picada o trozada hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior.

• Cocinar los huevos hasta que la clara y la yema estén firmes. Evitar recetas que lleven huevos crudos.

• Cocinar el pescado hasta que esté opaco y se desmenuce fácilmente con el tenedor.

• Las preparaciones para rellenos empanadas, tartas, etc) deben colocarse inmediatamente después de prepararse en refrigeración hasta su cocción.

Al momento de comer

• Cuando sirva la mesa durante estas fiestas mantenga la temperatura de los alimentos, sin son calientes, calientes y fríos, los fríos. Las bacterias crecen entre los 5ºC y los 60ºC, por lo tanto la comida debe permanecer el menor tiempo posible a temperatura ambiente.

• No dejar alimentos cocidos y/o perecederos a temperatura ambiente durante más de 2 horas. Mantenerlos refrigerados hasta el momento de servirlos

• Para asegurarse que la temperatura de conservación sea correcta, verificar que la heladera este a 5ºC o menos, y el freezer a -18ºC.

• Si se trasladan alimentos de un domicilio a otro, asegurarse de que no permanezcan más de 2 horas a temperatura ambiente y que estén tapados.

• Las sobras no deben guardarse en el refrigerador durante más de tres días y no deben recalentarse más de una vez.

• En lugar de servir la comida en una fuente grande, es preferible colocar los alimentos en varias pequeñas para evitar que permanezcan mucho tiempo a temperatura ambiente.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin