Los chicos arreglaron los juegos de una escuela

Fue un gesto de Semana Santa de Laureles Rugby Club. Repararon y pintaron hamacas, pasamanos y escaladores.

Un grupo de adolescentes deportistas tuvieron un noble gesto en Semana Santa y acondicionaron todo el sector de juegos y recreación de la escuela 4.444 Ester Arias de Caldez, que funciona en el paraje Pasteadero, al noreste de Metán. Fue una iniciativa de Laureles Rugby Club, que dirige y entrena Matias De Santis y al que concurren 60 chicos, de entre 5 y 16 años.

El sábado se dirigieron hacia la escuela ubicada a la vera de la ex ruta nacional 16 y trabajaron durante toda la jornada. De Santis creó la institución deportiva, que tiene un fuerte sentido social y busca el bien común, generando acciones solidarias, desde que nació el 22 de marzo de 2017.

Debido a falta de transporte solamente pudieron participar de la jornada solidaria 10 chicos, quienes repararon y pintaron hamacas, pasamanos, escaladores y paralelas. Pero además cortaron el pasto y dejaron acondicionado todo el sector de juegos para que pueda ser disfrutado a pleno por los niños que concurren al establecimiento.

“Hemos concurrido con un grupo de chicos a acondicionar los juegos de la escuela rural. Los que participaron son adolescentes humildes, a los que les vengo inculcando valores. Yo no estoy formando pumas, sino buenas personas, de bien. El resto viene solo con la pasión del deporte y todo lo bueno que inculca”, dijo De Santis a El Tribuno.

Los adolescentes se mostraron muy entusiasmados y pusieron manos a la obra. Hicieron un alto al mediodía para compartir unas hamburguesas y luego continuaron con las tareas. El club Laureles propuso los trabajos a la directora de la escuela, Silvia Giménez, quien aceptó con mucho gusto el gesto de los adolescentes deportistas.

“Es muy importante inculcar estas acciones a los chicos, tienen que dar para recibir. Incluso están tan entusiasmados que ellos mismos están proponiendo pintar la escuelita”, destacó el entrenador.

Movidas solidarias

Laureles Rugby Club viene generando varias acciones solidarias. Por ejemplo, el año pasado hicieron una campaña para los inundados en Las Lajitas. Llevaron colchones, lavandina, agua mineral, ropa, calzados y frazadas para los damnificados. Además, constantemente donan ropa a los merenderos del barrio Diógenes Zapata de Metán.

Un proyecto para la cárcel

De Santis, quien viene dando muestras de solidaridad con el prójimo en Metán, tiene un proyecto para formar un equipo de rugby de inserción en la Unidad Carcelaria 2 de la localidad. Fue presentado a las autoridades penales, pero por ahora no prosperó por inconvenientes en la logística y por falta de personal. “Los valores que inculca el rugby, sin dudas, ayudan a la reinserción de todas las personas. Considero que las cárceles deben darle la oportunidad a los privados de la libertad de practicar este de porte”, señaló De Santis.

Fuente: El Tribuno

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin